La lucha contra el cambio climático es uno de los mayores retos a los que se enfrenta nuestra sociedad y todos tenemos un papel fundamental en este desafío. Por ello, adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos constituye el ODS 13 de Naciones Unidas, objetivo que #COMPANIES4SDGs abordó durante el pasado mes de julio y con el que ha conseguido sensibilizar a más de 286.000 empleados de las entidades adheridas a la campaña.

Según datos de Naciones Unidas, entre los años 1880 y 2012, la temperatura media mundial aumentó 0,85 grados centígrados, y un clima cada vez más cálido repercute en la producción de cereales. De hecho, entre 1981 y 2002 la producción de maíz, trigo y otros cultivos ha sufrido una reducción anual de 40 megatones. Este problema va acompañdo de eventos climáticos cada vez más extremos y el aumento del nivel del mar.

Las emisiones de gas de efecto invernadero actualmente se sitúan en los niveles más altos de la historia, y todo esto tiene consecuencias devastadoras en el medio ambiente, pero también en la economía y en las personas, sobre todo en aquellas más vulnerables.

Actividad de AXA en el Centro de Rescate de Primates Rainfer

Para concienciar a los empleados sobre esta problemática, #COMPANIES4SDGs ha puesto a su disposición información relevante sobre este gran desafío y ha promovido una serie de hábitos sostenibles a través de los canales de comunicación interna de las empresas: evitar el plástico y los recipientes de usar y tirar; moderar la velocidad al conducir; reducir el carbono de la dieta mediante un mayor consumo de verduras; o realizar actividades de voluntariado de reforestación, son algunos ejemplos. Asimismo, 800 voluntarios han dedicado 688 horas a realizar actividades de voluntariado corporativo alineadas con este Objetivo.